Cómo las persianas ayudan a ahorrar energía en el hogar

Con las constantes subidas en el precio de la luz y el gas natural es normal que cada vez sea mayor el número de personas que buscan alternativas para ahorrar energía en el hogar y con ello, reducir las facturas domésticas. Una de las más eficientes es lograr el perfecto aislamiento térmico de la vivienda para así reducir el consumo energético al máximo. Sin embargo, antes de optimizar el aislamiento de tu vivienda, es recomendable que compruebes las tarifas de luz y gas natural que tienes contratadas.

Ahorro de energía con las persianas

Cambia de tarifa de luz y gas natural

La manera más eficaz de reducir las facturas de energía del hogar es cambiando las tarifas de energía contratada para los servicios de electricidad y gas natural por una más barata. Para ello puedes utilizar un comparador de ofertas de energía: una herramienta online y gratuita que te indicará la tarifa más económica según tus necesidades de consumo y las características de tu vivienda.

Tendrás que introducir ciertos datos para que el comparador encuentre la oferta que mejor se adapta a ti: el código postal de la vivienda, el consumo anual estimado y la potencia eléctrica contratada, entre otros. En tan solo unos segundos el comparador te mostrará un listado con las tarifas más económicas para ti pudiendo comprobar qué comercializadora es mejor. Puedes encontrar una comparativa de las ofertas de Gas Natural Fenosa y Endesa y saber cuál es mejor haciendo clic aquí.

Si te decantas por una de las ofertas de Endesa, puedes contratarla por teléfono, desde su página web o acudiendo a una de las oficinas de Endesa en Málaga que encontrarás en este enlace.

Mejora el aislamiento térmico de tu hogar

Según el artículo publicado en El Economista, un buen sistema de aislamiento térmico en el hogar asegura hasta un 40% de ahorro en las facturas de energía. Aislar térmicamente una vivienda supone “hermetizarla” para evitar pérdidas de temperatura y así mantenerla estable dentro del hogar. De este modo se necesitará consumir menos energía para calentar o enfriar la vivienda, consiguiendo así ahorrar en las facturas de la luz o el gas natural.

Utilizando de forma correcta las persianas y ventanas del hogar podemos ahorrar entre un 10% y un 20% de consumo energético. Estas ayudan a evitar pérdidas de calor y frío dentro de la vivienda, reduciendo así el consumo del aire acondicionado y la calefacción. Respecto a las ventanas, te recomendamos utilizar unas con doble cristal para no dejar entrar el frío ni que se escape el calor.

Pero, ¿cómo ahorrar energía gracias a las persianas de tu hogar? La clave está en saber cuándo tenerlas subidas y cuándo bajadas; todo dependerá de la ubicación de la vivienda. En los meses de frío súbelas durante las horas de sol para calentar el hogar de forma natural. Mientras que en los meses de calor es mejor no subir mucho las persianas para evitar un efecto horno dentro de la casa.

También es posible aislar térmicamente una vivienda desde el momento de su construcción colocando espuma, placas o paneles para recubrir las paredes aunque también es posible utilizar ciertos materiales sin necesidad de obra una vez la casa ya está construida. De cualquier forma, para la correcta elección de un material u otro lo mejor es pedir asesoramiento a profesionales del ámbito.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE