Persianas para locales

Los profesionales persianistas se ocupan de persianas para el hogar, pero también para locales. Estos espacios habrán de ser protegidos todos los días del año, preservados de la mano de ladrones que tienen cerca el objeto de sus deseos. Las tiendas a ras de calle poseen en muchos casos objetos valiosos, o guardan dinero en metálico de los que separa la calle tan solo unos pocos metros. Solamente la persiana y el sistema de seguridad hará imposible la entrada a los ladrones, que en muchos casos a pesar de todo lo intentarán. Las nuevas tecnologías hacen posible la fabricación de persianas con metales de alta resistencia, tratados con las últimas técnicas.

La galvanización es una técnica con la que se conseguirá acero o chapa a prueba de ladrones o impactos. Además de la chapa galvanizada, otro de los materiales usuales en persianas comerciales para locales es el aluminio extrusionado. Se trata de un tipo de aluminio también sometido a técnicas para convertirlo en extremadamente resistente.

Por regla general, las persianas para locales han de cumplir dos características: por un lado, han de ser ligeras y manejables, y por el otro muy resistentes. Los ladrones no podrán emplear la palanca, sierras y otros objetos invasivos, como taladros, cuando se enfrenten a persianas metálicas que además deben ser armadas con la cerrajería antiladrones más adecuada.

Los cerrojos y demás elementos de cerrajería deben ser cuidadosamente seleccionados por los persianistas, quienes informarán a los usuarios sobre lo que van a adquirir. Por otro lado, la estética y modo de funcionamiento también serán factores a tener muy en cuenta. En cuanto a la estética, son hoy en día preferibles persianas de lamas microperforadas. Además de resultar muy decorativas, permiten ver el interior y disfrutar de luz natural en el interior, aun con la persiana bajada.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE